21 de noviembre de 2014

PERSEVERAR EN AL FE MIENTRAS QUE EN EL MUNDO AVANZA LA APOSTASÍA



PERSEVERAR EN AL FE MIENTRAS QUE EN EL MUNDO AVANZA LA APOSTASÍA


 Por fuerza logra el adversario imponerse al servicio de su maldita e inmunda reina, la muerte eterna y así es como ha llegado a ser imposible en estos tiempos obedecer a Dios, servirlo, perseverar en la fe.

 No obstante, pese a la oscuridad, el dolor y la confusión, debemos seguir, perseverar. A pesar de los tormentos, de los castigos, de las mentiras y engaños, hay que perseverar.

 Por mas que quiera convencernos el adversario diciendo que es inútil, que las almas son peores que ellos mismos y que no merecen otra cosa mas que la condenación, hay que seguir.

 Hay que seguir por Dios, porque Él lo quiere, y lo quiere porque espera ver reacción, respuesta, en algunas almas. Es Dios, sabe que no todas van a corregirse, encaminarse, enderezarse, sabe que no van a ser muchas las que vuelvan al camino, pero también, como Dios Que Es, si fuera solo por una, lo haría igual.

 El número no importa, ni para bien ni para mal, es algo intrascendente.

 Hemos llegado al punto en el que se cumple aquello de que la religión sigue si solo quedara una alma con Fe sobre la faz de la tierra.

 Por supuesto que no sigue el culto organizado que se ha pasado al adversario y se ha puesto a su servicio, sigue en esos corazones que aprender a obedecer a Dios, confiar en Él, a seguir-obedecer al Señor perseverando en la Fe.

 Esas almas simples, obedientes a Dios, despojadas de sí mismas, son las que conservan la Fe, las que continúan con la Fe Verdadera.

 Es necesario volver al principio, a lo básico, esencial y simple, a discernir la Voluntad de Dios y a obedecerlo-seguirlo en esa Revelación suya. No es nada nuevo, es lo que siempre se debió hacer, aquello que se ha abandonado hace tiempo.

 Por dejar de discernir la Voluntad de Dios, se ha dejado de obedecerlo, y por ello es que se ha construido en la arena, se elevó lo que caerá, una torre de orgullo, torre de babel, un culto falso que en realidad es egolatría narcisista infernal.

 No nos pide mas que aquello que siempre debimos hacer, escucharlo para poder obedecerlo realmente, para seguirlo en verdad, para llegar a adorarlo en Espíritu y Verdad.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario