14 de enero de 2015

AL FINAL NO PUEDE LIBERAR TANTA IRA Y EXPLOTA



AL FINAL NO PUEDE LIBERAR TANTA IRA Y EXPLOTA


 El alma vacía, que no ha buscado a Dios ni se ha entregado a Él, se llena de odio, ira, rabia, furia, porque su misma soberbia delirante hierve queriéndose imponer, buscando la manera de prevalecer.

 En su interior delira con que es diosa, reina, que tiene que ser servida, adorada, admirada, pero al no obtenerlo, se enfurece, al desilusionase y golpearse con al realidad, se convierte en resentida odiosa perversa y se vuelve vengativa.

 Su venganza furiosa, venenosa, odiosa, consiste en destruir, hacer padecer, arruinar, estropear, se convierte en una fuente de maldad infernal, escupe veneno.

 Aunque no escupiera veneno, como hierve envidiosa deseando ser reconocida como diosa, por sus poros brota la podredumbre, el veneno, un odio asqueroso e infernal.

 Enseguida busca un medio para escupirlo por ello es que abre la boca para insultar y maldecir, vomitando al mismo infierno, convirtiéndose en su boca, expresión, revelación e instrumento.

 Es un alma delirante de orgullo, se droga diariamente con soberbia y fermenta en odio, se baña en veneno, se revuelca en el lupanar de la ira con demonios como si fuese una cerda en un chiquero.

 Se deforma de tal manera que termina convirtiéndose ella misma en una abominable bestia infernal, fuente de odio, podredumbre y maldad.

 Aunque no lo quisiera, siempre va a destruir, arruinar, estropear, porque es ella misma la destrucción, una fuente de odio, ira, rabia, todo cuanto toque lo va a aniquilar, estropear, transformar, destruir, des-crear.

 Lleva en sí una horrenda fuerza oscura, de maldad infernal, es ella misma una sombra demoníaca, un castigo que se mueve sobre la faz de la tierra.

 Considerar que, si bien escupe, vomita y supura veneno-odio-furia-maldad para liberar la presión que siente, llega un momento en el que se ve tan llena de esa podredumbre infernal que no puede liberarla por esos tres medios, entonces explota autodestruyéndose.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario