21 de abril de 2015

PERDEMOS EL TIEMPO, NOS EXPONEMOS A DEMONIOS



PERDEMOS EL TIEMPO, NOS EXPONEMOS A DEMONIOS


 Encerrados en nosotros mismos, emperrados, obsesionados y totalmente dedicados con desesperación e histeria infernal a pelear, a someter aplastar y derrotar a otros, nos estamos convirtiendo en abominables hijos del adversario por mas que hablemos de Dios todo el tiempo.

 Somos caprichosos, hierve la podredumbre en el interior, fermenta veneno, y eso nos domina, arrastra, nos vence y termina llevándonos a chocar contra otros.

 Perdemos el tiempo, permanecemos siempre en guerra, llenos de odio, rabia, furia, dedicados a obsesionarnos y desesperarnos acumulando veneno y saboreando un deseo infernal de venganza.

 Eso nos arruina, destruye por dentro, estropea el espíritu, carcome el alma y demuele el cuerpo, la ruina es total, de ahí surgen enfermedades y todo tipo de trabas y obstáculos.

 La cuestión es simple, nos hallamos obsesionados y con desesperada y exclusiva dedicación a lo que queremos ignorando a Dios, prescindiendo de Él.

 Nos separamos de Dios, nos apartamos de Él y terminamos encerrándonos en un infierno de ausencia, nos ahogamos en las tinieblas que generamos al apartarnos de su Presencia.

 Ahí quedamos expuestos a demonios que nos atormentan, castigan y hacen padecer. Por lo que sufrimos nos enfurecemos deseando venganza, arde un fuego furioso y sumamente venenoso.

 No lo vemos como algo malo, lo percibimos como algo justo, debido, necesario, como reacción normal a la acción que nos hace padecer, como una autodefensa natural.

 Nos dejamos llevar y el solo deseo de odiar, aborrecer, etc., ya nos coloca en tinieblas, en el infierno de la ausencia de Dios, nos deja a merced de demonios que aprovechan para destrozarnos a golpes.

 La verdad es que, haciendo lo que queremos, odiando, cobrándonos venganza, no vamos a conseguir lo que buscamos, la vida va a continuar siendo infierno, tormento, ausencia de Dios.

 Lo que hay que hacer es dejar de pensar en sí mismo, dejar de querer venganza y dedicarse a seguir a Dios haciendo un real sacrificio de sí.

Tiranía del odio:

LA TENTACIÓN DEL ODIO (I):

LA TENTACIÓN DEL ODIO (II):

CORRER VELOS, VENCER LA TENTACIÓN DEL ODIO:

VENCER LA TENTACIÓN DEL ODIO CONTRA DIOS:

ALLÁ ABAJO EL ODIO ES EL PAN DIARIO:

VENCER LA DIFÍCIL TENTACIÓN DEL ODIO:

OFRECE OPORTUNIDADES DE VENGANZA, VENCER LA TENTACIÓN ODIOSA:

EFECTOS DEL ODIO:

TIRANÍA INTERIOR DEL ODIO:

HAY QUE VENCER LA TENTACIÓN DEL ODIO:

AL FINAL NO PUEDE LIBERAR TANTA IRA Y EXPLOTA:

QUE DIOS HAGA JUSTICIA:

GENERAN VENENO-ODIO POR ORGULLOSOS-EGÓLATRAS:

EL ODIO DESTRUYE Y TRANSFORMA EN DEMONIO:

PARA INTRODUCIRSE EN LOS MISTERIOS DE DIOS:

TENTACIONES A VENCER:

No hay comentarios.:

Publicar un comentario