16 de junio de 2015

EL ÉXITO DEL MUNDO ES DERROTA



EL ÉXITO DEL MUNDO ES DERROTA


 Nada mas útil, bueno, conveniente y hasta heroico que vencerse a sí mismo, que derrotar el orgullo y no satisfacer el ego.

 Esto por nosotros mismos evidentemente no podemos hacerlo, por naturaleza corrupta y desvirtuada tendemos a todo lo contrario.

 Hay que buscar a Dios, discernir Su Voluntad, seguirlo, obedecerlo, ahí es done Él nos conduce a esta victoria sobre nosotros mismos que es una victoria verdaderamente libertadora.

 Quienes prescinden de Dios y reniegan de Él buscan victorias en el mundo, el éxito mundano y se pierden en vanidades.

 Quienes no han obtenido la victoria sobre sí mismos terminan queriendo vencer a otros y llamar a eso ‘victoria’ cuando en realidad es derrota.

 Vencer a otros es derrota porque los débiles son incapaces de vencerse a sí mismos y luego buscan con desesperación imponerse a otros, prevalecer sobre ellos y hacerse ver, adorar, reconocer, tomar en cuenta.

 Vencerse a sí mismo es verdadera victoria porque solo los fuertes pueden negarse a sí, morir a sí mismos, sacrificarse y entregarse a Dios siguiéndolo y obedeciéndolo.

 Los débiles rehacen adorar, los fuertes se postran ante Dios. Los que son verdaderamente fuertes adoran a Dios, se entregan a Él enunciando verdaderamente a sí mismos.

 Vencer a todos es fácil, imponerse sobre otros puede obtenerse de dos maneras, por engaño o por violencia como hacen los demonios, pero eso no es una victoria.

 Eso es derrotarlos, humillarlos, estropearlos, arruinarlos, y a la vez, es hacerse lo mismo a sí, es sembrar la propia derrota, humillación y ruina porque alzarse imponiéndose a otros es construir una estatua con pies de barro.

 Levantar a otros, liberarlos, sacarlos de la miseria, ayudarlos a que se pongan y permanezcan de pie es victoria.

 Comprender acá la diferencia entre el éxito que promociona el mundo y el verdadero éxito que consiste en vencerse a sí mismo. Este vencerse a sí mismo solo es real si es por y para obedecer a Dios.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario