27 de agosto de 2015

LA FALSA VICTORIA DEL ORGULLO



LA FALSA VICTORIA DEL ORGULLO


 La victoria del orgullo es nuestra derrota, es donde quedamos sin dios convertidos en seres bestiales infernales.

 La victoria del orgullo es un suicidio espiritual, es donde se constituye el reinado de la muerte eterna, donde los demonios logran imperar, prevalecer, derrotarnos, someternos, esclavizarnos.

 La victoria del orgullo es donde nos elegimos miserablemente a nosotros mismos olvidándonos de Dios, renegando de Él, apartándonos por completo de Su Voluntad.

 La victoria del orgullo es egolatría narcisista espiritual en la que impera el olvido de Dios, la negación de Él, la miserable y egoísta elección constante de sí mismo.

 Ahí es donde prevalece el miedo, se impone la preocupación por sí mismo y quedamos totalmente a oscuras, en tinieblas, sometidos a demonios y a la muerte eterna.

 La victoria del orgullo es la ruina, es construir un reino de olvido y negación de Dios, de rebeldía contra Su Voluntad, de oscuridad y tinieblas en el que solo puede haber vicios, corrupciones, abominaciones, demonios.

 Comprender que buscar el éxito en el mundo es buscar el suicidio espiritual, es consagrarse a la autodestrucción, a la ruina y condenación, es colocarse en tinieblas y a merced de los enemigos espirituales.

 Ese dedicarse a ser exitoso según el mundo es empeñarse en arruinarse, corromperse, estropearse, condenarse, volverse un esclavo de demonios y de la muerte eterna ahora y para siempre.

 Al dedicarse a la egolatría, las almas se queman, consumen, deshacen, se esfuerzan en autodestruirse, arruinarse, condenarse, se encaminan a perderse sin remedio para siempre.

 Lo que el mundo considera como éxito es ruina espiritual, es volverse un demonio ególatra delirante de orgullo que busca desesperadamente adoración, reconocimiento, aceptación.

 Es llegar a convertirse en un ser perverso delirante de orgullo desesperado por lograr ser adorado, servido y obedecido que dice y cree ser dios y rey, o sea, un mentiroso infernal que se engaña a sí mismo y se desespera por engañar a otros, por lograr imponer su mentira.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario