20 de agosto de 2015

SOLO ÉL PUEDE, NO HAY OTRO MEDIADOR



SOLO ÉL PUEDE, NO HAY OTRO MEDIADOR


 Debemos aprender a buscar el Don de Dios, porque en esencia, es Dios mismo el que se Dona-entrega.

 Considerar que dar-donar-entregarse es amar, Dios nos Ama cuando nos hace un Don, Don que es un verdadero Don de sí, de Él mismo.

 El Don de Dios Es Su Hijo, Jesús, El Señor, El Enviado, El Mesías, Nuestro Salvador.

 A Él es que debemos buscar y no a otro, a Él tenemos que esperar y no otra cosa, y si para algunos parece poco, la verdad es que mejor que se arrojen de cabeza en las tinieblas y no salgan de ahí.

 No comprendemos la grandeza del Don de Dios, es Él mismo, es Su Vida-Espíritu, es la Salvación, nos rescata, redime, recupera, salva, libera, purifica, santifica, nos reúne con Él.

 Mejor aun, nos llega a transubstanciar para fundirnos con Él y llegar a formar uno solo con y en Él, cosa que solo es posible por medio de Él.

 Comprender que nadie puede hacer esto, solo Él, Nuestro Sumo Sacerdote Eterno, El Que Permanece delante del Padre recomendado por su Santo Sacrificio.

 Es inútil seguir a otras personas, nadie puede hacer lo que Él hace, porque solo Él Es, Él Es Dios, así como es hombre, tiene dos naturalezas y ambas perfectas.

 No puede haber otro representando a la humanidad ante Dios, ni puede haber otro representando a Dios ante la humanidad.

 Es lógico, El tiene la capacidad, verdadera aptitud, Él tiene dos naturalezas, humana y Divina a la vez, y ambas perfectas, sin defecto, imperfección, impureza.

 Al tener dos naturalezas puede encontrarse a la vez en el cielo y en la tierra, por ello es que solo Él puede mediar, intermediar, ligar, unir.

 Solo Él puede representar a Dios delante de la humanidad de la que Él mismo es parte y solo Él puede representar a la humanidad ante Dios de cuya Divinidad también es parte.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario